El nuevo virus COVID-19 que está azotando a todo el mundo ha supuesto un impacto enorme en el día a día, con el fin de evitar una mayor propagación del mismo debemos estar muy atentos a las medidas de seguridad e higiene recomendadas por la OMS.

En febrero de 2020, en el reconocido periódico “ The Journal of Hospital Infection” se publicó un ensayo científico que tenía como objeto el estudio sobre la durabilidad del coronavirus en diferentes superficies como: el plástico, la madera, el vidrio, el aluminio, el papel, el latex y el PVC entre otros.

El estudio, el cual se puede leer en (I), concluye que, tomando una temperatura igual para todas las superficies, por ejemplo, 21ºC, el aluminio es la superficie donde menos persiste el virus, con una “resistencia” de entre 2 a 8 horas, muy por debajo de las otras superficies estudiadas donde el virus “resiste” de 2 hasta 6 días.

También indica que para evitar la transmisión del virus es fundamental que se sigan constantemente hábitos de limpieza e higienización de las superficies con productos desinfectantes a base una composición química concreta y el constante lavado de manos y uso de geles con alcohol, medidas a seguir indicadas por la OMS.

El aluminio es, por tanto, un material con un índice muy bajo de persistencia del virus, es un material frente al COVID-19 más seguro que otros, y que, siguiendo las medidas indicadas por la OMS, no tiene una repercusión significativa en la transmisión del mismo.

Fuentes:

https://www.journalofhospitalinfection.com/article/S0195-6701(20)30046-3/fulltext