Las pilas contienen elementos muy contaminantes y que no se degradan con facilidad. Sobre todo contienen mercurio, zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio. … Mediante el reciclaje de las pilas domésticas se evita que los metales pesados que encierran en su interior acaben contaminando el medio ambiente.

Existen razones obvias, pera hacer este pequeño gesto que significa un gran impacto en la naturaleza,

Ahorro energético: Ahorro energético: reciclar es sinónimo de ahorrar en materias primas escasas y gastar menos energía en la extracción de recursos naturales.

El cambio climático: a menor consumo de energía, generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero contribuyendo a proteger el medioambiente.

La salud: reciclar supone ayudar a recuperar un entorno más saludable y verde, y esto significa menos riesgos para nuestra salud y la de futuras generaciones.

Nuevos productos y puestos de empleo: el concepto de reciclaje nos «obliga» al desarrollo de nuevos productos y nuevos procesos, para los que se necesitan personas que los desarrollen

Educación de futuras generaciones, si los niños se educan en el reciclaje, lo interiorizarán de una forma natural, desarrollando su vida en armonía con el medio ambiente.

Te informamos de los puntos de recogida para que a nivel particular puedas hacer este pequeño/gran gesto.

 

En Metales Pelaz, lo tenemos claro, por eso seguimos luchando por ser una empresa puntera de la recogida de chatarra para su procesamiento y reutilización.